La Entidad Binacional Itaipu dio a conocer a través de la Dirección de Coordinación Ejecutiva que las obras del barrio San Francisco contará con una planta de tratamiento de residuos con tecnología alemana. Esto evitará la construcción de 1000 pozos ciegos altamente contaminantes de cauces hídricos de la zona.

El director del área de Coordinación Ejecutiva, Pedro Domaniczky, informó que paralelamente a la construcción de las mil viviendas del barrio San Francisco, también se están realizando las obras de construcción de una planta de tratamiento de efluentes en el predio de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).

“Si no teníamos esta planta de tratamiento, eso conllevaría a construir mil pozos ciegos altamente contaminantes”, acotó el director de coordinación, Pedro Domaniczky resaltando que la Itaipu cuenta con un compromiso de responsabilidad socioambiental.

En torno al barrio existe desagües cloacales a cielo abierto que desembocan directamente al arroyo más próximo sin ningún tratamiento y estos van a parar al río Paraguay y con esta planta de tratamiento, lo que se busca es minimizar los efectos negativos de las aguas residuales.

Los avances de las obras

“El barrio tendrá una planta de efluentes, con tecnología alemana de última generación, colocada en el predio del depósito de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap). Con esta planta se tendrá garantía de operación, mantenimiento y gestión de residuos”, manifestó.

Detalló que la planta minimiza los niveles de contaminación de aguas negras a través de lodo activado, membrana, sistema de ultrafiltración, aireación forzada y mediante los cuales se reducen los niveles de contaminación tres veces más de los parámetros que establecen las normas en cuanto a tratamiento de efluentes.

“La planta de tratamiento de efluentes que tendrá el barrio San Francisco atenderá a mil conexiones. No obstante, su capacidad es para 3.000. Es decir, beneficiarán a las familias aledañas al barrio San Francisco, afirmó Domaniczky.

Cronograma de obras

Informó además, que llegó en zona de obras el cuarto molde (encofrado) que no podía ingresar al país a raíz de una huelga en la Receita Federal. “Desde el lunes pasado se empezó a trabajar con todos los encofrados lo cual permitirá aumentar el número de construcción de departamentos”, agregó.

Domaniczky mantuvo también una reunión con los representantes de las diferentes contratistas que trabajan en zona de obras.

En dicho encuentro, se resaltó la importancia de cumplir con el cronograma de trabajos, atendiendo a las buenas condiciones climáticas y dejando por sentado que se seguirán aplicando multas a las empresas contratistas que se atrasen las obras de manera injustificada.

Fuente: ip.gov.py

Fotografía: Itaipu