Una start-up francesa, Smart & Blue, situada en Grenoble ha creado Hydrao First, un brazo de ducha inteligente con un sistema LED incorporado que ilumina el chorro de agua con un color diferente según el nivel de consumo. Si se enciende la luz verde, es que hemos ya consumido 10 litros de agua; azul, 20; violeta, 30; rojo, 40; y rojo intermitente, más allá de 40 litros de agua. Permite por lo tanto controlar en tiempo real el consumo de agua y de la energía necesaria para calentarla. Hydrao First está a la venta en su web por 89,90 €.

En el segundo semestre del 2017 la start-up pondrá a la venta dos versiones más desarrolladas de la misma tecnología: Hydrao Loop, una cabeza de ducha e Hydrao Drop, un brazo flexible que puede fijarse sobre cualquier brazo de ducha ya instalado. Costarán 169 € el Loop, y 99 € el Drop.

La start-up propone también una aplicación, App Smart Shower (disponible para iOS y Android). Se conecta a Hydrao por Bluetooth y permite hacer un seguimiento del ahorro realizado en euros y en litros de agua. La aplicación permitirá en breve medir también la presión de la instalación e indicará la regulación óptima.

1501098662_297157_1501102052_sumario_normal_recorte1

Surgió a raíz de la pelea de una madre con sus hijos a la hora del baño, en tener que buscar estrategias para convencer de la necesidad del ahorro del agua.  Quizá el mensaje visual de la luz, como si se tratara de un tablero de a bordo que avisa de un accidente inminente, resulte más eficaz en la práctica que los sermones aleccionadores de los padres, que hablan mucho pero a quienes se escucha muy poco.

En Twitter la iniciativa de Smart & Blue se promociona bajo el lema “¿Y si aprender a economizar el agua se convirtiera en un juego de niños?”.

Fuente: elpais.com