Itaipu Binacional financió la adquisición de 10 embarcaciones movidas a electricidad, con sus respectivos motores, cargadores y 50 salvavidas que fueron entregados a la Asociación de Canoeros de Areguá.

Por primera vez en el país – incluso en la región- los tradicionales paseos en bote que se realizan en el Lago Ypacaraí, partiendo desde la playa municipal de Areguá, se harán en canoas eléctricas. Estas embarcaciones no contaminarán el medio ambiente.

Itaipu Binacional, margen derecha, a través de la Dirección de Coordinación y Medio Ambiente, realizó la entrega de 10 embarcaciones movidas a electricidad con sus respectivos motores y dos cargadores. También se entregaron 50 chalecos salvavidas a la Asociación de Canoeros de Areguá.

El acto se realizó el martes último, en la playa Municipal de la ciudad de la frutilla y la artesanía, siendo la principal novedad para la temporada veraniega.

Osvaldo Leiva

El intendente de Areguá, Osvaldo Leiva, valoró la ayuda de Itaipu a la Asociación de Canoeros para poder fortalecer y mejorar el servicio de paseos en botes que se realizan en la playa municipal y, de esta forma potenciar el turismo que es la forma de vida de muchas familias aregueñas.

“Nos falta mucha infraestructura, pero este apoyo que nos brinda Itaipu Binacional es fundamental, ya que muchas familias se pasean en bote”. Pidió a los canoeros utilizar obligatoriamente los chalecos salvavidas como así también brindar este servicio a los pasajeros para que el paseo por el lago se realice de manera segura.

La Municipalidad de Areguá donó un local propio a los canoeros para que sus herramientas de trabajo estén bajo techo. “Nuestra agradecimiento al director general de Itaipu y al presidente de la República por el acompañamiento”, agregó.

Cuidado de recursos hídricos

Pedro Domaniczky

El director de Coordinación, Pedro Domaniczky, explicó que dentro del esquema de acciones institucionales de la Binacional y, por el pedido del propio presidente de la República, se prioriza el estar cerca de la gente.

“Se canalizó esta acción de apoyo para beneficio del turismo mediante una tecnología no contaminante como la canoa eléctrica. Esto es toda una novedad para el turismo y también un gran aporte para la conservación del medio ambiente”, indicó Domaniczky.

Agregó “Tenemos la indicación del presidente de la República, de que trabajemos en el monitoreo e información y realizar los trabajos de protección del Lago Ypacaraí”. Puntualizó que Itaipu Binacional tiene conocimiento en el manejo y cuidado de cursos hídricos. Citó que el Lago de Itaipu tiene 32 años de gestión y tienen uno de los mejores índices de calidad de agua.

“Instalamos sensores en el Lago Ypacaraí y seguiremos instalando muchos más para acompañar el monitoreo de la calidad de agua. Necesitamos de la ayuda de todos para que el proceso de recuperación sea más tangible ya que los trabajos también se están realizando en las cuencas de llegada de agua en las ciudades cabeceras distritales, con planes de inversión para alcantarillado sanitario y planta de tratamiento de efluentes”.

Exhortó a los canoeros de ser celosos de su playa municipal y que sean los cuidadores de la zona, aconsejando a los turistas no arrojar basuras dentro del lago. “Ustedes (a los canoeros) ya son ejemplos en este trabajo, porque en vez de usar motores a combustión, usarán motores eléctricos. Areguá es la primera zona del país y tal vez de la región, en tener canoas eléctricas”, reiteró el director de Coordinación.

La vida del canoero

Daniel Cristaldo

El crujir del maderamen en el agua y las intensas jornadas de remo con sus idas y vueltas, fue la forma de vida de Daniel Cristaldo, de 75 años edad, quien hace más de 40 años es canoero en la playa municipal de Areguá.

Algunos de sus amigos, incluso, en medio de bromas, comentaron que don Daniel nació en un bote y que jamás lo vieron enfermo y pese a su avanzada edad, es uno de los más baqueanos de la zona.

“De usar más de 40 años mi vieja canoa de madera, ahora voy a utilizar una eléctrica. Había sido que existen estas cosas y pude ver antes de dejar esta tierra. Nos dieron una canoa mucho más linda, estamos muy contentos por esta ayuda de Itaipu”, expresó el canoero.

Comentó que en su época de niñez y adolescencia el Lago estaba impecable, pero lastimosamente se fue contaminando, sin embargo, dentro de su creencia popular, afirmó que el lago se depura solo. “Hay días que amanece negro, y otros días está limpio”, indicó.

Sustento de las familias

 

 

Bernabé Monges

 

Bernabé Monges lleva 15 años de canoero y afirmó que es la primera vez que recibieron una donación tan importante.

Comentó que el paseo en canoa es el sustento para las familias que se dedican a este rubro.

Alentó a las familias a visitar Areguá, que cuenta con varios atractivos turísticos.

 

 

Del palo de tacuara a motor eléctrico

Raulito Franco

 

Raulito Franco agradeció al intendente municipal de Areguá, a Itaipu Binacional y a las gestiones también del ingeniero Alfredo Molinas para renovar las embarcaciones.

 

“Nuestras canoas ya estaban llegando a su última etapa de servicio. Con estas canoas eléctricas vamos a descansar un poco más. Nuestras primeras embarcaciones la movíamos con palos de tacuara, después a remo y ahora vamos a tener con motor eléctrico que nos facilitará el trabajo”, comentó.

Detalles técnicos

Las canoas eléctricas son metálicas, con un motor eléctrico de 54 libras, con una duración de carga de aproximadamente 4 horas, y con capacidad para 5 personas. Alternativamente, también cuenta con los remos tradicionales.