Humedales artificiales, compuestos por vegetación palustre, fueron instalados en la costa San Bernardino del lago Ypacaraí. Esto, en el marco de un proyecto de biorremediación que impulsa la Dirección General de Investigación de la UNA.

La biorremediación consiste en la utilización de totoras (Typha sp.) para remover contaminantes. Tiene como objetivo principal quitar la materia orgánica y los nutrientes que abundan en el Lago. Este proyecto es una alternativa para la remediación de las aguas del Lago Ypacaraí. Las totoras están distribuidas como islas flotantes en la costa de San Bernardino. Los paneles están instalados y funcionan con eficiencia”, señala el comunicado oficial de la Secretaría del ambiente, que está implementando el proyecto.

La idea es impulsada por la Dirección General de Investigación de la Universidad Nacional de Asunción y es financiada por Itaipú. La Lic. Paola Rodolfi es la responsable de este proyecto por parte de la SEAM, mientras que por la Dirección de Investigación están el Ing. César Cardozo y la Dra. Inocencia Peralta.

 Según el informe el soporte y estructura de las islas emplea materiales reciclados como trozos de neumáticos fabricados a medida, troncos de eucalipto rescatados de la quema del incendio registrado recientemente en la cuenca, bloques de ladrillo de prueba, entre otros.

Las islas, que miden 15 x 21 y pueden absorber hasta 1 kg de materia orgánica por año, se han despertado la curiosidad de la gente a tal punto que durante los paseos se convirtieron en un atractivo y punto de parada. Esto resulta importante porque además de las medidas paliativas se debe trabajar en la educación ambiental.

Fuente: abc.com.py