La construcción de sistemas de alcantarillado sanitario de Areguá e Itauguá está paralizada desde hace unos meses. El MOPC inició proceso para rescindir contrato con Beta Ingeniería y Asociados, empresa representada por Rodrigo Benítez, por incumplimiento de contrato.

Las obras se iniciaron en Areguá e Itauguá en el 2014 y 2015 respectivamente y quedaron paralizadas hace dos meses aproximadamente, confirmó el coordinador de las acciones de recuperación del lago Ypacaraí en representación de la Secretaría del Ambiente (Seam), Fernando Brítez.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) inició el proceso de rescisión de contrato con el consorcio Beta Ingeniería y Asociados, representado por Rodrigo Benítez, adjudicado para realizar los trabajos. La cartera de Estado argumenta una serie de incumplimientos del convenio.

El MOPC podrá llamar a una nueva licitación recién dentro de seis meses, según se informó ayer durante la reunión interinstitucional que se lleva a cabo en forma semanal, indicó Brítez. En esta instancia se analizan las acciones para la recuperación del lago Ypacaraí.

La Seam, el MOPC, Secretaría Técnica de Planificación, Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Ministerio de Hacienda y el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Erssan), son las instituciones que conforman la coordinadora de recuperación del lago Ypacaraí

El inconveniente hará que las obras tengan un retraso considerable, pues se tiene que sumar al tiempo que lleva un nuevo llamado que es de mínimo tres meses, señaló Brítez. Estimó que los trabajos se reiniciarían recién en julio del año 2017.

Mientras tanto, el lago Ypacaraí seguirá sufriendo las consecuencias del vertido de efluentes cloacales en su cuenca, que se constituye en el mayor contaminante del espejo de agua, según los estudios técnicos.

Las autoridades municipales de esta ciudad expresaron preocupación por la casi nula acción del Gobierno central para la recuperación del lago. Esto significa la posibilidad de que la “villa veraniega” nuevamente registre una merma de turistas en la próxima temporada veraniega.

Adjudicaciones fueron por montos millonarios

En el caso de Itauguá la obra fue adjudicada en diciembre de 2014 por más de G. 14.386 millones.

El Consorcio Supervisor Región Oriental era el encargado de la fiscalización y de la promoción de las obras por unos G. 1.758 millones.

Ambos contratos suman más de G. 16.144 millones y de este monto el 90% está financiado por el Fondo Español de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe (Fecasalc). El 10% es solventado con fondos del Estado paraguayo.

En marzo de 2015 la misma empresa fue beneficiada con la adjudicación del sistema de saneamiento de la localidad de Areguá por más de G. 15.506 millones. Los trabajos se iniciaron recién en noviembre de 2015.

La fiscalización de las obras estuvo a cargo de la Consultora Consorcio de Servicios (COS).

El plan prevé la construcción de 19 kilómetros de redes básicas, una estación de bombeo de líquidos cloacales, una planta de tratamiento de efluentes y tratamiento final con humedales artificiales.

Las obras son financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) mediante el “Programa de saneamiento y agua potable para el Chaco y ciudades intermedias de la Región Oriental del Paraguay”.

 

Fuente: abc.com.py