La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) requerirá coordinación entre los sectores, políticas coherentes y planificación integrada. Cada vez es más evidente que las autoridades necesitan “romper los silos” de sus mandatos sectoriales y trabajar en una mejor coordinación entre los diferentes sectores.

Los compromisos entre las áreas de desarrollo se encontraban en el centro de las discusiones en el Taller Mundial de Asesoramiento sobre Evaluaciones del Nexo Agua-Alimentos-Energía-Ecosistemas y las medidas de respuesta en Cuencas Transfronterizas, celebrado los días 6 y 7 de diciembre de 2016 en Ginebra. La reunión se organizó paralelamente con la cuarta reunión del Equipo de Tareas sobre el nexo Agua-Alimentos-Energía-Ecosistemas, celebrado el 8 de diciembre en Ginebra.

Las crecientes presiones derivadas del desarrollo, el crecimiento de la población y el cambio climático requieren enfoques transfronterizos cooperativos intersectoriales coordinados para la gestión de los recursos hídricos, terrestres, energéticos y ambientales. Tales enfoques son necesarios para el desarrollo en general, ya que los SDG – y en particular SDG 6 (agua y saneamiento), SDG 2 (seguridad alimentaria y agricultura sostenible), SDG 7 (acceso a la energía) y SDG 15 (protección y uso sostenible De los ecosistemas) están estrechamente vinculados.

El objetivo del taller no era sólo revisar el entendimiento actual y la aplicación práctica del concepto de nexo, sino también discutir posibles respuestas de gestión para la cooperación transfronteriza con representantes de gobiernos y organizaciones. Los temas en cuestión incluían metodologías para evaluaciones integradas e iniciativas para abordar cuestiones intersectoriales tales como las fricciones sobre los usos conflictivos del agua en las cuencas transfronterizas y las lecciones aprendidas de las cuencas evaluadas. Se prestó especial atención a la forma de poner en práctica un enfoque de nexo, en particular mediante soluciones sinérgicas, como el diseño multiusos y el funcionamiento de la infraestructura y desarrollo de acuerdos de coordinación intersectorial. La disponibilidad y accesibilidad de datos confiables y el intercambio de información fueron identificados como clave para encontrar soluciones sostenibles a los retos del nexo.

En su cuarta reunión, el Grupo de Trabajo examinó el estado de las evaluaciones del nexo realizadas en el marco de la Convención sobre la protección y utilización de los cursos de agua transfronterizos y los lagos internacionales en Europa sudoriental, el Cáucaso y Asia central, y se analizaron las actividades de seguimiento y de evaluación futuras, también en África del Norte. Se han llevado a cabo varios diálogos transfronterizos en cuencas fluviales transfronterizas, basados en análisis técnicos, que ya han reunido a diferentes autoridades sectoriales para identificar oportunidades concretas de cooperación para mejorar la gestión de los recursos y la protección de las aguas.

Las reuniones congregaron a más de 120 participantes, representantes de los gobiernos (autoridades de agua y energía en particular), organizaciones de cuencas hidrográficas, organismos especializados, organizaciones internacionales y no gubernamentales y el mundo académico. Las conclusiones del taller y de la reunión del Equipo Técnico se utilizarán para fomentar la cooperación transfronteriza y prestar asistencia a los países y a los órganos conjuntos, como las comisiones transfronterizas.

El taller fue organizado bajo la dirección del Gobierno de Finlandia, con el apoyo de la secretaría de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Agua y en cooperación con los siguientes asociados: La Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), la Comisión Europea, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Proyecto del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) Agua y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Fuente: unece.org