San Bernardino se recuperó este año como un sitio turístico predilecto durante la temporada estival y miles de personas visitan la zona, principalmente los fines de semana. Pese a esto, luce como una ciudad abandonada.

SAN BERNARDINO, Dpto. de Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). Miles de visitantes acuden a San Bernardino los fines de semana y se encuentran con una localidad sucia y abandonada.

Pululan los minivertederos ilegales en varias calles del centro urbano y generan un aspecto desagradable y olores nauseabundos. La recolección de basura es ineficiente, considerando que los habitantes se quejan de que los desechos no son recogidos en tiempo y forma.

En las principales avenidas se observan aguas cloacales por pérdidas del precario sistema de alcantarillado sanitario de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap). El hediondo líquido desemboca en los cauces hídricos y luego en el lago Ypacaraí.

También existen calles con profundos y peligrosos baches.

Además, los sitios públicos, como plazas, playas, calles peatonales y ciclovías presentan un aspecto lamentable, con bancos rotos y suciedad.

Por otro lado, la Dirección de Tránsito de la Comuna cuenta solamente con 13 agentes para el ordenamiento del tráfico vehicular de la ciudad, cantidad insuficiente para la aglomeración de vehículos que hay de viernes a domingo en el distrito.

Tampoco se ve que haya un trabajo coordinado entre la Municipalidad y los organismos de seguridad como la Fiscalía, Patrulla Caminera y Policía Nacional, a pesar de las reuniones de coordinación y planificación que se realizaron.

Intentamos hablar con el intendente Luis Aguilar (PLRA) sobre los problemas de la ciudad, pero en su oficina dijeron que se encontraba realizando una recorrida en la comunidad. Tampoco pudimos conversar con el secretario general, Carlos Martínez, porque estaba verificando obras, según indicaron en la comuna. Llamamos a sus respectivos celulares, pero no contestaron.

Fuente: abc.com.py

Fotografía: ABC color